Autocuidado

Tipos de autocuidado

¿Qué es el autocuidado?

El autocuidado es el conjunto de aquellos hábitos y actividades que realizamos con el objetivo de cuidarnos y proporcionarnos salud mental, física y emocional. Teniendo esto en cuenta, autocuidado puede ser salir a caminar, llamar a un amigo después de un día difícil, leer acompañadx de un buen café o declinar la invitación a una fiesta.

Por tanto, el autocuidado es relativo: así como cada persona es única, el autocuidado es diferente para cada una de nosotras (la forma en que te cuidas a ti mismx, no es la misma forma en la que otra persona se cuida). Además, el autocuidado no sólo varía entre personas, sino que también lo hace día a día. En algunos momentos necesitamos un tipo de actividades y en otros necesitamos otras.

Es importante señalar que el autocuidado no debe verse como una obligación o una lista de cosas que tenemos que hacer, eso ya no sería autocuidado, sino autoexigencia. El autocuidado es algo sencillo que tiene que ver con aprender a escuchar nuestras propias necesidades para, así, poder atenderlas.

Tipos de autocuidado

Autocuidado Físico

Hace referencia al cuidado de nuestro cuerpo y, por tanto, nuestra salud. En este punto es importante que observemos la relación que tenemos con nuestro cuerpo, así como que evaluemos los hábitos diarios que conforman nuestro estilo de vida. Algunas ideas para el autocuidado físico son:

  • Dar un paseo por un lugar que nos resulte agradable.
  • Cocinar una receta nueva y sabrosa.
  • Irnos a la cama un poco más temprano.
  • Tomarnos descansos breves entre una actividad y otra.
  • Hacer estiramientos y/o probar posturas de yoga.
  • Darnos un automasaje relajante.
  • Darnos permiso para descansar y no hacer nada.

Autocuidado Emocional

Consiste en cuidar nuestras emociones y darles un espacio. Las emociones tienen la función de regularnos y están muy relacionadas con nuestras necesidades. Por eso, ser conscientes de lo que estamos sintiendo, sin juzgarnos, es un punto clave dentro de una adecuada gestión emocional. Algunas ideas de autocuidado emocional son:

  • Llevar un diario emocional.
  • Permitirnos sentir emociones desagradables.
  • Realizar algún tipo de meditación.
  • Expresar nuestras emociones: pintura, baile, escritura, etc.
  • Hablar con una persona de confianza sobre cómo nos sentimos.
  • Darnos tiempo para reflexionar y reconocer qué es lo que está pasando.
  • Pedir ayuda profesional si nos vemos sobrepasados.

Autocuidado Intelectual

Tiene que ver con todas aquellas actividades que se relacionan con ejercitar la mente, estimular el pensamiento crítico y la creatividad. Algunas ideas de autocuidado intelectual son:

  • Hacer alguna actividad que requiera ejercitar nuestra mente (rompecabezas, crucigrama, etc.).
  • Leer un libro.
  • Aprender a hacer algo nuevo.
  • Realizar alguna actividad creativa: tocar un instrumento, dibujar, hacer alguna manualidad, etc.
  • Salir de la rutina: tomar una ruta diferente para ir al trabajo, dar un paseo por un lugar nuevo, hacer nuestras tareas en un orden diferente, etc.
  • Escuchar un podcast educativo o ver un documental sobre algo novedoso y de nuestro interés.

Autocuidado Social

Consiste en crear, mantener y cuidar nuestras relaciones sociales. La conexión con otras personas es necesaria para lograr nuestro bienestar y felicidad (¡somos seres sociales!). No consiste en hacer cosas con otras personas por el simple hecho de hacerlo, sino de elegir hacer cosas con personas que realmente nos hagan sentir bien. Algunas ideas de autocuidado social son:

  • Unirnos a un grupo de personas que compartan nuestros intereses.
  • Quedar para comer o dar un paseo con un amigo.
  • Escribir a alguien que viva lejos y que extrañemos.
  • Dejar de socializar con aquellas personas que no nos hacen bien.
  • Inscribirnos en una clase para aprender algo y conocer a gente nueva.
  • Retomar el contacto con alguna persona del pasado.

Autocuidado Espiritual

Se trata de conectar con nuestros valores y con lo que realmente nos importa. Enfocar nuestra energía en lo que realmente nos importa hará que nuestra calidad de vida mejore y, además, nos sentiremos mucho más satisfechos en general. Algunas ideas de autocuidado espiritual son:

  • Practicar la gratitud.
  • Mantener contacto con la naturaleza, respetándola.
  • Abrirnos a nuevas oportunidades.
  • Cultivar el amor y la compasión.
  • Asistir a algún retiro espiritual.
  • Ser agente del cambio, hacer algún servicio social.

Conclusión

Autocuidado significa detenerse, reconocer nuestras necesidades y hacer algo por nosotrxs mismxs. Es un hábito que podemos incorpora a nuestra vida cada día. Si actualmente no lo practicamos, es importante empezar con pequeños actos hasta que, poco a poco, se convierta en una rutina.

Si quieres aprender más sobre al autocuidado y sobre cómo ponerlo en práctica puedes solicitar una consulta. Recuerda, conocer tus necesidades y atenderlas te brindará bienestar y múltiples beneficios en todas las áreas de tu vida.

2 comentarios en “Tipos de autocuidado”

  1. María Luz Insua

    ¡Enhorabuena por el tema a tratar y por el artículo! Muy, muy necesario para nuestra salud y que, a veces, dejamos de lado. Un artículo súper completo, fácil de entender y «tocando» todas las áreas a tener en cuenta para mejorar nuestra calidad de vida. Muy útil. Mil gracias.

    1. Claudia López

      Espero que te inspire y te de algunas ideas para incorporar a tus rutinas de autocuidado 👍🏻 Un abrazo grande 🥰🤗

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.